La hidrocortisona y la Piel Atópica

hidrocortisonaLa hidrocortisona es uno de los medicamentos más utilizados por los pacientes que padecen esta enfermedad para minimizar los síntomas que la misma produce. Dicho padecimiento cada día aumenta su tasa de crecimiento, poniendo en riesgo la salud de la piel de las personas que la sufren, en especial cuando hablamos de los niños que son los más propensos a contraerla.

Aunque no existe en la actualidad una fuente exclusiva  que provoque dicho cuadro de salud, sí se tiene claro que factores hereditarios, ambientales, nerviosos y nutricionales son los que más afectan el desarrollo de esta enfermedad.

La hidrocortisona en base a 1% es un medicamento utilizado por muchas personas con piel atópica. Este medicamento puede ser encontrado en cremas, gel y spray, dando la posibilidad de aliviar el escozor que se padece a causa de esta complicación.

Aunque es un medicamento de venta común en las farmacias o droguerías, es importante indicar que si se está bajo un tratamiento a causa de piel atópica con un dermatólogo, es necesario consultarle antes de utilizar la sustancia. Además, es importante recalcar que la medicina no está recomendada para ser usada más de dos o tres veces al día.

Las principales causas de la dermatitis atópica

La dermatitis atópica, también llamada eczema, es una enfermedad inflamatoria de la piel que puede afectar a personas de todas las edades, incluyendo bebés. Según los estudios, aproximadamente del 10 por ciento de los niños de todo el mundo son propensos a desarrollar eczema. No hay una sola causa clara de dermatitis atópica, pero por lo general hay una combinación de factores que determina la aparición de los síntomas. Las causas más comunes de esta dermatitis son:

Herencia
Una de las razones comunes por las que un bebé o una persona desarrolle es por la herencia, lo que significa que se “lleva en la sangre”. Si los padres o cualquier familiar cercano han experimentado eczema antes, o tal vez hay alguien en la familia que sufre de alergias, lo más probable es que se manifiesten de manera temprana en la vida de un bebé.

Desequilibrio del sistema inmune
Una de las principales causas de dermatitis es un desequilibrio del sistema inmune. Una vez que hay un mal funcionamiento del sistema inmunológico en el cuerpo, este probablemente emprenderá una serie de cambios, como el desarrollo de una piel irritada e inflamada. Si esto sucede, se recomienda a los padres que lleven a sus hijos al médico para saber todas las cosas necesarias que tienen que hacer para arreglar la causa fundamental de la piel irritada y seca de su bebé. Se ha informado de que la lactancia materna y la administración de probióticos a mujeres embarazadas genera resultados positivos en el fortalecimiento del sistema inmunológico y a limitar la aparición de eczema en los bebés.

Alergias
piel1: lácteos, trigo, huevo o maní tienen un riesgo más alto de desarrollar eczema. Además, el desarrollo de la dermatitis atópica antes de la edad de 6 meses se asocia con un mayor riesgo de alergias alimentarias. Con el fin de evitar la aparición o la agravación del eczema en los bebés, se recomienda la introducción de sólidos después de la edad de 6 meses.

Agentes irritantes
La piel atópica se vuelve seca, ya que es anormalmente porosa. Los jabones, lociones, aceites y cremas pueden irritar y secar la piel. Los residuos de detergente en las hojas o la ropa pueden provocar inflamación de la piel atópica. A veces, el contacto directo con ciertos materiales como el caucho o telas como la lana pueden desencadenar el eczema. Otro factor agravante es la exposición a temperaturas extremas, o a climas húmedos.

La mejor estrategia para mantener bajo control el eczema es mantener la barrera de la piel intacta a través de cremas tópicas anti-inflamatorias y una correcta hidratación además de evitar los factores desencadenantes más comunes a través de cambios en el estilo de vida.